Diario Vasco-ra eta El Correora bidalitako gutuna, 2011ko Hautaprobetako kimika azterketa dela eta.


Como Encargado de Bachillerato del Colegio La Salle Donostia Ikastetxea quisiera manifestar varias cosas.

La primera, mi más absoluta disconformidad con la respuesta obtenida por la EHU/UPV. Alegar como normalidad del examen de este año una nota media por debajo del 5 (resulta de por sí llamativo si la comparamos con notas medias de otras comunidades y/o asignaturas), presentar un “informe técnico” sin firmar y decir que “sienten” la incertidumbre creada en miles de alumnos que tienen en juego sus espectativas de futuro, atenta al sentido común y a la más mínima de las decencias profesionales y personales; no digamos institucionales.

Creo no equivocarme al afirmar que en la comunidad educativa del País Vasco a nivel de secundarias, el descontento, asombro, rechazo a la actitud de la UPV, hartazgo y enfado por lo que nuestros alumnos y alumnas están viviendo es absolutamente generalizado. Se han vulnerado derechos evidentes y el juez que dirime la cuestión resulta ser quien ha creado el problema. No se trata, en absoluto de justificar que los profesores de química no han dado todo el currículum, que han “seleccionado”, sino que en las reuniones de coordinación y en el decreto NO, repito NO se incluyen varios de los apartados del examen. Se han vulnerado las reglas del juego y lo ha hecho el árbitro.

Examinadores del examen, profesores titulares de química de la propia UPV/EHU, profesores de insitutos y colegios, analizan la prueba y certifican, una y cien veces la existencia de errores manifiestos, “de bulto”, no sólo la traducción al euskara que convierten algunas preguntas en irresolubles e ininteligibles, y que transforman lo que debería ser un examen para subir nota y acceder a la carrera deseada en una auténtica trampa y la fosa de muchas ilusiones para excelentes alumnos y alumnas.

La capacidad de la UPV/EHU y sus responsables para asumir responsabilidades y ofrecer soluciones satisfactorias ha sido nula y su actitud dista mucho de lo que de una universidad de prestigio y de cualquier administración pública cabría esperar y la sociedad exigir.

Las consecuencias de este error podrían haberse resuelto el pasado viernes, incluso el fin de semana. La cerrazón de los responsables de la Universidad, su persistencia en negar la evidencia y enrocarse en “informes técnicos” de escaso o nulo valor y sin firmar tienen como consecuencia directa lo ya tantas veces mencionado; es decir, los alumnos del resto de comunidades tienen ventaja sobre los del País Vasco para entrar en las carreras más demandadas de la UPV/EHU. Alumnos excelentes no podrán acceder a grados que por su capacidad y trabajo en los dos últimos años se merecían, se merecen. Ahora ya no hay posibilidad de echar marcha atrás, ¿cómo atrasar un proceso que implicaría que muchos funcionarios de la Unviersidad deberían trabajar en Agosto? He aquí una de las cuestiones clave a la hora de comprender la actitud de la Universidad, la falta de tiempo, el cumplimiento de plazos en las llamadas de admisión a los grados.

Es muy probable que mañana nos encontremos con notas que no sean tan malas, que se inflen de forma inverosimil medias para que nuestros alumnos y alumnas consigan algún punto para sus notas de acceso y no se arriesguen a una nueva reclamación, no vaya a ser que les baje la nota. Ojalá sea así, el movimiento y presión generados habrán servido de algo, sin embargo la injusticia manifiesta cometida no habrá sido corregida y menos en el modo y tiempo en que debería haber sido. Será la forma en la que la Universidad querrá enterrar el error, desactivar la noticia, acallar las quejas, quizá lo consiga

Pero:

Resulta evidente que de cara al proximo curso, a los siguientes, la forma de plantearse el examen de Química, sus responsables y en general la Prueba de Selectividad ha de discutirse y ajustarse a los criterios que exige la ley y el sentido común, a criterios de equidad y justicia, es evidente que los procedimientos de reclamación deben cambiarse y que el examinador necesita de una inspección superior que certifique un funcionamiento correcto de todo el procedimiento. En estos momentos esto está lejos de suceder y con toda probabilidad, visto lo visto, la UPV/EHU se negará en redondo, arrogándose una capacidad y jurisdicción que no le pertenece en exclusiva. Será entonces responsabilidad del Departamento de Educación del Gobierno Vasco quien deba asumir la última responsabilidad.

Advertisements

Luken -ri buruz

Donostiarra, 1972. urtean jaiota, hiru seme-alaba ederren aita. Historian lizentziatua, irakasle bokazioz. Oraingoz, La Salle Donostia Zuzendari Orokorra, laster, kargurik gabe.
Post hau Hautaproba atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Diario Vasco-ra eta El Correora bidalitako gutuna, 2011ko Hautaprobetako kimika azterketa dela eta. -ri erantzun bat

  1. Nere postekin loturak: » 2011-Hautaprobak eta ixtripuak JAKINTZAko Batxilergoa

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s